METEORA

Entramos en Grecia acompañados de un frente frío con fuertes vientos y nieve, que persiste por mas de dos semanas, por eso hacemos una breve parada en Meteora y continuamos en dirección a la costa oeste, donde en la isla de Lefkada aguantamos el temporal. Los espectaculares monasterios de Meteora no lucen demasiado en estos días tan grises. De todos modos el lugar tiene un encanto especial.