EL FIN DE UN SUEÑO

Los últimos días de nuestro gran viaje los pasamos en los Dolomitas italianos, realizando algunas vías ferratas en estas impresionantes montañas. Este paisaje es uno de los más espectaculares del mundo y un excelente colofón para nuestra aventura.
Desde aquí conducimos por los Alpes italianos y franceses parando a descansar en la región del cañón del Verdon para finalmente llegar a nuestro punto de partida.
Durante 2 años hemos recorrido 28 países, viviendo multitud de experiencias que han convertido en recuerdos lo que en su día fue un sueño.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

ESLOVENIA

Aunque hemos venido por aquí bastantes veces, en este pequeño país siempre encontramos buenas actividades para disfrutar. Eslovenia es ideal para el tipo de turismo que nos gusta a nosotros, con pequeños pueblos muy cuidados, un paisaje muy verde, con facilidades para el autocaravanista, y con una población muy aficionada a los deportes de montaña.





  
 


 

 
 
 
 
 
 

 

CROACIA


Estuvimos por aquí hace tres años y sus costas e islas nos gustaron bastante, sin embargo esta vez al compararlo con las idílicas playas de Grecia no nos parecen tan atractivas. Además el turismo ha crecido mucho y todos los lugares que conocíamos para pernoctar en autocaravana ahora están prohibidísimos, por ello cruzamos en pocos días para dirigirnos a Eslovenia donde sabemos que estaremos mucho más a gusto.







MONTENEGRO

De Montenegro lo que más nos llamaba la atención era el cañón del Tara, que según la propaganda turística, es el segundo más grande del mundo después del cañón del Colorado. Decir que esto es mentira seria decir poco, pues no se trata ni tan siquiera de un cañón, y si hay tramos encañonados no están en la zona de los raftings, ni de las visitas turísticas. Montenegro no solo nos decepciona por esto si no que también lo hace por su turismo de masas, y por el carácter de sus gentes, demasiado concentradas en sacar hasta el último céntimo de los turistas. De todos modos el país tiene bonitos paisajes que han amenizado nuestro recorrido por sus carreteras.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

ALBANIA

De este país teníamos muy poca información ya que son pocos los turistas que lo visitan. De lo único que otros viajeros nos habían hablado es del lamentable estado de las carreteras, sobre todo en el sur.
Nosotros circulando por la carretera principal hemos podido comprobar que Albania es un país pobre que crece muy rápido. En los alrededores de Durres los edificios de apartamentos se construyen antes que las calles, y en estas fechas miles de albaneses se apiñan en ellos para disfrutar de sol y playa.
Para conocer un poco más el país y a pesar del mal estado de las carreteras secundarias, nos adentrarnos un poco en la Albania profunda, que aun siendo bien distinta, nos recuerda en algunos aspectos a Marruecos.















MACEDONIA

Cruzamos este pequeño país por su parte sur, recorriendo los grandes lagos y el parque nacional de Galicica, donde tenemos la suerte de coincidir con una concentración de parapentistas de diferentes países balcánicos. Compartimos acampada y vuelos con ellos y hacemos un poco de turismo por la zona. Al haber pasado tanto tiempo junto a Turcos y Griegos lo que más nos llama la atención de Macedonia, es el carácter distante y frío de los eslavos, que nos recuerdan mucho más a los ucranianos que conocimos hace ya meses que a los griegos que tienen a un paso.





 
 



 
 
 
 

ULTIMOS DIAS EN GRECIA

Salimos del Peloponeso por el Istmo de Corinto, cruzando de nuevo su famoso canal y nos despedimos de Grecia realizando algunos de los barrancos de su región central y de la península de Volos.
Nos vamos con la intención de volver algún día, pues Grecia ha entrado directamente en nuestra lista de países favoritos, para viajar en autocaravana, junto con Marruecos y Noruega.


 
 












LACONIA

Seguimos en Grecia y como se nos han acabado los adjetivos para elogiar este país, lo único que diremos en esta entrada, es que si tenéis oportunidad, vengáis a visitarlo. Sobre todo si queréis disfrutar del entorno natural y la libertad, que hace tiempo perdimos en el resto de Europa.