SIRIA

Desde Jordania se podría continuar el viaje hacia Arabia Saudita, a Egipto o Israel. Arabia no nos despierta ningún interés y además solo se conceden visados de tres días. Israel esta descartado desde el primer momento ya que si entráramos no podríamos volver a cruzar Siria, ya que no permiten la entrada de ninguna persona que haya estado en Israel, dificultándonos enormemente el regreso.
La opción de ir a Egipto era la más interesante, sabíamos que no podríamos ir con la autocaravana, ya que no disponemos de carnet de passage, por eso nuestra idea era tomar un ferry desde Aqaba con las mochilas y movernos en autobús, pero finalmente lo descartamos por varias razones: nos salía caro, nos costaba desprendernos de la autocaravana durante unos días, pero sobretodo por una falta de afinidad con el carácter de los árabes . Aunque tienen fama de hospitalarios y amables, en nuestra opinión no lo son si no hay dinero de por medio. A día de hoy nos alegramos de no haber ido debido a  los recientes acontecimientos en el Cairo.
Así que regresamos a Siria volviendo sobre nuestros pasos, parando en los lugares que más nos gustaron y visitando alguno nuevo como Busra y Ar Rasafa.